¿Cuál es la filosofía coreana respecto al cuidado de la piel?

Cuando pensamos en una mujer asiática, lo primero que nos viene a la mente es su piel impecable, además de que son conocidas por cuidar e invertir demasiado en productos para mantenerse bonitas.

Mientras que nosotras tratamos problemas de arrugas, manchas, etc.

Ellas lo previenen desde todos los ángulos: alimentación, tratamientos, cuidado de todo el cuerpo y también cultivando la mente, ya que es un hecho que una mente serena, calmada y sana, garantiza una piel igual de serena, calmada y sana.

Limpieza doble

Comienzan con un aceite facial o bálsamo limpiador y masajean cuatro minutos para remover el maquillaje y la suciedad. 

Posteriormente aplican una crema o leche limpiadora para retirar los residuos y, al final, se enjuagan con agua muy fría para cerrar los poros.

Cepillar la cara

Utilizando cepillos de cerdas suaves para estimular la circulación, mantener la piel tonificada y libre de células muertas, además al cepillar la cara penetran mejor las cremas y tónicos.

 

Apretar la piel

Con tónicos libres de alcohol, como el de manzanilla, rosas o agua para limpiar y clarificar la piel, además de mantener el balance del PH de la piel.

 

Toallas heladas

Un método muy popular en Japón para reafirmar la piel y cerrar los poros después de limpiarla. Moja una toalla en agua helada, colócala sobre la cara limpia antes de la crema de noche; cuando sientas que se calienta, vuelve a mojarla en agua fría, no más de cinco minutos. Lo frío no debe aplicarse mucho tiempo, si no tendrá el efecto contrario, tal como el ying y el yang.

 

En Asia una piel libre de manchas es símbolo de estatus, contrario a la idea europea de exagerar el bronceado para que se note que estuviste en la playa. Los aclarantes son uno de los productos más utilizados, si se desea regresar a tu tono natural de piel, no compran nada que contenga ingredientes agresivos, como hidroquinona.

 

Para aplicar las cremas, las orientales comienzan desde el mentón y continúan hacia arriba. En lugar de frotar, dan palmadas para estimular la circulación y maximizar la absorción.

 

Para las asiáticas todo radica en cómo aplican sus cremas, los masajes faciales estimulan el sistema linfático, eliminan toxinas y ayudan a la circulación haciendo que la piel se reafirme, se desinflame y mantenga sus rasgos.

 

Aunque no sea al aire libre, siempre usan protector solar cuando están frente a la computadora o la luz artificial. Para ellas es importante evitar cualquier cosa que provoque manchas.

 

Una receta milenaria, considerada como el secreto de las geishas es el agua de arroz que contiene propiedades astringentes ideales para controlar la grasa, además de que sirve para limpiar, hidrata y humecta la piel; también la blanquea y ayuda a que regrese a su tono natural.

 

Utilizan ampolletas  de vitamina C, excelentes para quitar opacidad, estimular la producción de colágeno e ir emparejando el tono de la piel, además de que la fortalecen.

 

Con estropajo para baño limpian, quitan células muertas y estimulan la circulación de la sangre en el cuerpo.

 

Difícilmente veremos a una asiática pasada de peso y eso tiene que ver con su alimentación, uno de los secretos que las mujeres en occidente podemos adoptar es tomar té en lugar de refrescos o bebidas con azúcar. Los tés verdes, blancos, rojos o de jazmín están llenos de antioxidantes que protegen la piel de los daños solares y además ayudan a controlar el peso.

 

Y finalmente las mujeres coreanas también son conocidas por usar 17 productos cosméticos en su rutina de belleza, entre los que destacan sueros, cremas, mascarillas y tónicos.

 

 

 

Artículos Relacionados

Categorías

Últimas Noticias

Los mejores Secretos para una piel perfecta