Cabello sano en cuerpo sano

Cabello sano en cuerpo sano

Una dieta a base de agua y lechuga disminuye tu peso, pero el cabello lo paga. La razón es sencilla cuando tu cuerpo entra a modo de supervivencia, lo último que lo preocupa es el cabello.
Cuando tu cabello esté quebradizo, seco o sin brillo, probablemente te está pidiendo a gritos que le des de comer y para eso hay alimentos que lo nutren desde adentro.

 

 

Cabello seco

Necesitas grasas buenas para un cabello hidratado y con vida.

Come pescados ricos en ácidos grasos, como el salmón con piel o las sardinas enteras, semillas de calabaza, almendras y nueces de castilla.

Evita los alimentos desgrasados, desnatados o alterados químicamente para ser light, pues no contienen las grasas que necesitas.

 

 

Cabello graso

Necesitas tomar agua y comer alimentos ricos en fibra para ayudar a tu cuerpo a eliminar toxinas.

Come verduras, lechuga, acelgas, nopales, chía, frutos secos, tortilla y pan de granos enteros.

Evita panes y galletas hechos con harina muy refinada y también los alimentos fritos.

 

Tu cabello siente y las emociones afectan nuestro organismo más de lo que crees, RESPIRA aunque parezca un acto que no tiene la mayor ciencia, aunque todo el tiempo lo hacemos existen técnicas para hacerlo bien.

 

 

Artículos Relacionados

Categorías

Últimas Noticias

Los mejores Secretos para una piel perfecta