La edad no importa

La edad no importa

 

A los 20 años tienes niveles altos de colágeno y elastina, tu piel se despierta como si nada, incluso después de una desvelada. No tienes que preocuparte por las arrugas, manchas o flacidez, pero todo lo que hagas hoy, se reflejará en un futuro; así que a prevenir, prevenir y prevenir.

 

 

Aunque la piel suele encontrarse en uno de sus mejores momentos, lo cierto es que también necesita cuidados. La contaminación, las largas noches de fiesta, la falta de descanso o el sol pueden comenzar a surgir efectos en el cutis.

A los 20 años es fundamental seguir un riguroso programa de higiene, sobre todo cuando la piel es mixta o grasa, lo más importante es limpiar el cutis cada noche, incluso si no se maquilla, para así eliminar todo rastro de suciedad.

La piel se ensucia y aparecen granitos o puntos negros: prohibido tocárselos, pues la piel se irrita y acaba peor de lo que estaba.

Después de la limpieza, la hidratación; si la piel es seca, puedes usar cremas untuosas, pero si tiende a ser grasa, los productos oil free serán tus mejores aliados.

Cuando de arrugas se trata, más vale prevenir que lamentar. Por tanto, no es disparatado comenzar a usar productos para el contorno de los ojos, especialmente si fumas o pasas mucho tiempo frente a la computadora.

Es un momento perfecto para establecer hábitos de cuidado facial: si comienzas a utilizar una hidratante y una limpiadora, esa costumbre no se te olvidará nunca.

Artículos Relacionados

Categorías

Últimas Noticias

Los mejores Secretos para una piel perfecta