5 consejos para sacarle el mayor provecho a tus mascarillas

Cada vez es más popular el uso de sheetmasks para el cuidado de la piel.

En México, las mujeres están optando por incluir esta práctica aprendida de Asia y sus gurús de piel perfecta. Y es que el avance de la tecnología no se limita a gadgets que facilitan la vida cotidiana sino que es relevante también en el mundo de la belleza, y uno de los avances de los que hemos podido ser testigo son las sheetmasks o mascarillas listas para usar.

El secreto y casi podríamos decir ‘la magia’ de éste tipo de mascarillas es la capacidad que tienen de (literalmente) llenar tus poros de nutrientes. Punto. No hay otro producto hasta el momento que supere esta capacidad de nutrir la piel, las sheetmasks vienen empapadas en un suero con ingredietes activos y empaquetadas individualmente lo que las protege de cualquier contaminante que se pudiera transferir a los poros. Es un cocktail de nutrimentos que recibe tu piel. La mascarilla actúa como una capa protectora durante los 25 minutos que la dejas sobre la piel para que ésta pueda “beber” el suero que la humecta.

A pesar de que el sólo hecho de ya incluirlas en tu rutina de belleza ya es un gran paso para cuidar tu piel, hay algunos consejos para sacarles el mayor provecho. Te lo contamos en 5 puntos:

  1. Déjala enfriar: antes de que la apliques métela al refrigerador (nunca al congelador) durante 5 minutos para que al aplicarla refresque tu piel, ayude a desinflamarla y ¡a cerrar los poros!
  2. Aplícala después de la ducha: Ya sea que tomes una ducha o que hagas un baño de vapor sólo a tu rostro el calor abrirá tus poros y al recibir la mascarilla estarán limpios y desbloqueados para absorber por completo los ingredientes activos. Al finalizar, el frío de la mascarilla los volverá a cerrar.
  3. Aplica también el suero restante: Generalmente, queda suero en el sobre de la mascarilla al sacarla, éste también lo puedes aplicar en el rostro o cualquier otra parte del cuerpo como un extra.
  4. Masajea: Al retirar la mascarilla, con las manos limpias para no volver a ensuciar tu piel, da un suave masaje en tu rostro (puedes mojar un poco tus dedos con el suero restante en el empaque) cuida que los movimientos vayan hacia arriba. Activarás la circulación de la sangre ayudando a nutrir la piel también por dentro.
  5. Lava muy bien tu piel: Es indispensable que laves muy bien tu piel antes de aplicar la mascarilla y retirar por completo el maquillaje que puede bloquear los poros e impedir que los nutrientes puedan penetrarla.

¡Listo! con estos 5 consejos puedes estar segura de sacarle el mayor provecho a tus mascarillas. Inclúyelas en tu rutina de belleza 3 veces a la semana y sentirás la diferencia en tu piel. 

 

Artículos Relacionados

Categorías

Últimas Noticias

Los mejores Secretos para una piel perfecta