Alta tecnología: Adiós cremas, Hola sheetmasks

¿Recuerdas lo que era preparar una mascarilla?

Atrás quedaron los días en que teníamos que ir al supermercado a comprar varios ingredientes y preparar la mezcla en casa para después untarla en el rostro. En los años 70 hubo un boom con la mascarilla de mayonesa, y desde entonces los ingredientes han cambiado y mejorado pero en los últimos años se ha dado un paso gigante en la tecnología que ha permitido la creación de mascarillas listas para usar, o sheetmasks, empapadas en suero.

Originarias de Corea del Sur, obsesionados con el cuidado de la piel, las sheetmasks son porciones de tela (hay desde fibra de fruta, seda o gel) empapadas en un suero con fórmulas específicas e ingredientes activos  empacadas en sobres individuales que las protegen de agentes externos y del calor. Han sido un aliado del cuidado de la piel en Asia por más de diez años y su auge no ha terminado, las asiáticas las aplican de una a cuatro veces por semana para cuidar su piel. Es parte ya de su rutina de belleza. Sin embargo, para nosotras en Occidente apenas comienzan a aparecerse en nuestro radar de belleza. Las cremas y lociones faciales han sido el producto estándar para el cuidado de la piel pero las sheetmasks todavía nos parecen extrañas. Por eso te decimos por qué es importante que las adoptes en tu rutina de belleza.

SHEETMASKS ARE IN

La tela o gel de lo que están hechas estas mascarillas son maneras muy efectivas de entregarle a tu piel una dosis de los nutrientes que necesita en poco tiempo. De alguna manera, se podría decir que estas mascarillas listas para usar alimentan a tu piel de manera rápida y efectiva.

MASCARILLAS VS. CREMAS

Te toma el mismo tiempo aplicar una crema de noche que aplicar una mascarilla lista para usar, la diferencia está en la cantidad de ingredientes activos y nutrientes que tu piel recibe. Lo explicamos:

Las cremas generalmente contienen ingredientes, como siliconas o petrolato, que se quedan en la superficie de tu piel, es decir, no los absorbe, y esto interviene en la absorción de los nutrientes esenciales que terminan por evaporarse. Además de que son agentes agresivos para la salud de la dermis, pueden irritarla o bloquear los poros desencadenando brotes.

En cambio, las sheetmasks con sueros contienen moléculas que son mucho más pequeñas, por lo tanto más fáciles de absorber en la piel y la tela saturada en suero tiene mucho más producto del que aplicarías con una crema regular. Estas mascarillas son diseñadas especialmente para, literalmente, cubrir tu rostro y asegurarse de que tu piel absorba la cantidad más grande posible de nutrientes. Tu piel recibe un poderoso cocktail de ingredientes activos que la hace lucir fresca, hidratada y luminosa por la mañana. Es básicamente aplicar el producto y cubrirlo para incrementar su penetración en los poros.

Otros pros de las sheetmasks son que al aplicarlas no se contaminan porque no tienen contacto con tus manos que pueden tener microbios, bacterias o suciedad que las contaminen. La misma ventaja tiene su empaque individual y sellado.

También, al aplicarlas no se maltrata la piel porque no se masajea ni se talla como se hace con las cremas. Uno de los hábitos dañinos para la piel es tallarla fuertemente al aplicar productos. Con las mascarillas no se toca, se deja que ella solita absorba los nutrientes que necesita.

 

Ha sido tanto su auge que recorrieron toda Asia, Europa, Canadá y ahora México. Llevando los beneficios de esta práctica a todas las mujeres que buscan cuidar su piel de manera efectiva y rápida.

 

Y tú, ¿estás lista para lograr una piel perfecta?



 

 

Artículos Relacionados

Categorías

Últimas Noticias

Los mejores Secretos para una piel perfecta