Cera para depilar hecha en casa ¡No más irritantes ni quemaduras!

Esta receta natural es fácil de preparar, muy económica y extremadamente útil y funcional al momento de depilarte. 

La cera para depilar hecha a base de una pasta de azúcar se encuentra dentro de los métodos más seguros para depilar. 

El dolor que se genera con esta cera para depilar con azúcar es similar al que se siente al de cualquier otra cera para depilar, esto se debe a que es el dolor o ardor natural que se produce al arrancar los folículos capilares de la piel, sin embargo, con la cera para depilar con azúcar no se necesitan tiras de tela lo que irrita menos la piel. 

Además, la cera para depilar a base de azúcar remueve también células muertas y ayuda a regenerar la capa más superficial de la piel. Es por esto que puedes notar una disminución en los vellos enterrados. 

INGREDIENTES

1 1/2 tazas de azúcar
1 taza de agua
1 cucharadita de jugo de limón

 

MÉTODO

1. Vierte el azúcar en un sartén. Añade lentamente el agua sobre el azúcar y calienta a fuego medio, revuelve con una pala o cuchara de madera continuamente. Es importante que continúes moviendo aunque comience a hervir y se formen burbujas para que no se pegue. 

2. Agrega el jugo de limón mientras mantienes el fuego medio

3. Mira el color de las burbujas en las orillas del sartén. Cuando sean burbujas doradas remueve un poco más hasta que todo el líquido sea de color dorado. Es importante que no lo cocines de más porque esto endurecerá la mezcla. 

4. Apaga el fuego y transfiere la cera para depilar a un frasco de vidrio de boca ancha. Cuando empiece a enfriarse un poco usa una cucharita o pala para sacar un poco de la cera para depilar. Debe sentirse como masa o plastilina, es decir, debe ser posible manipularla y moldearla. Moja un poco tus dedos si lo necesitas. Amásala un poco para suavizarla, la cera está lista para usar una vez que se estire fácilmente y no se pegue a tus dedos. 

5. Tu piel necesita estar limpia, seca y libre de cremas y lociones. Con tus pulgares presiona firmemente mientras expandes la cera en sentido contrario al crecimiento natural del vello. Jala con fuerza y con un sólo movimiento para removerla. Repite en todas las secciones del cuerpo en las que quieras retirar el vello. 

6. Lava tu piel con agua tibia cuando termines. No necesitas utilizar aceites para remover restos de la cera para depilar ya que el azúcar se disuelve con el agua. 

7. Termina aplicando un gel refrescante para calmar la piel. Guarda lo que haya sobrado de la cera para depilar en el refrigerador. Cuando la quieras utilizar sólo calienta por unos segundos en el micro ondas. Algunos ingredientes que ayudan a refrescar la piel y eliminar el enrojecimiento son el pepino y la sábila. Si depilas tu rostro es conveniente que una vez que enjuagues la cera para depilar de tu rostro, apliques una mascarilla o sheetmask para hidratar, humectar y refrescar la piel. El Tratamiento GOLD de 10 mascarillas con colágeno de Embellé contiene mascarillas con extracto de pepino y sábila. 

 

 

 

 

 

Artículos Relacionados

Categorías

Últimas Noticias

Los mejores Secretos para una piel perfecta