Diferencia entre un rímel y un suero para pestañas

Las pestañas son una parte muy importante de nuestros ojos porque tienen la función de protegerlos.

Además de potenciar el atractivo de la mirada, las pestañas son claves para gozar de una buena salud ocular. 

Las pestañas tienen tres etapas diferentes de crecimiento. Durante su etapa más activa crecen cerca de 16 mm al día. Si cortaras tus pestañas al ras ¡tardarían cerca de 5 meses en recobrar su tamaño real!

Su tamaño varía dependiendo la parte del párpado donde se encuentren pero las centrales suelen ser las más largas. En el párpado superior tenemos entre 200 y 300 pestañas mientras que en el inferior alcanzamos a tener sólo 100.

¿Por qué se caen las pestañas?

A la caída constante de las pestañas se le conoce como MADAROSIS y tiene varios factores:

  • Limpiarlas demasiado fuerte y con movimientos horizontales cuando retiras el maquillaje
  • Dormir con maquillaje: no las deja respirar y las debilita
  • La máscara que usas, existen fórmulas más espesas y baratas que no tienen ningún componente que cuide tus pestañas
  • Rizarlas cuando están maquilladas y rizarlas muy fuerte
  • Deficiencia de vitamina A, B y E. Son las encargadas de mantener la piel, pelo, uñas y pestañas fuertes y sanas
  • La edad. Aunque no queramos creerlo, conforme crecemos la producción de elementos indispensables para una piel, pelo y pestañas fuertes va disminuyendo
  • Recuerda que las pestañas se consideran parte del pelo entonces la alopecia no sólo afecta el cabello de tu cabeza sino el de todo tu cuerpo
  • El estrés es casi el enemigo número uno de nuestra salud en general. Debilita nuestro sistema y hace que perdamos cabello, pestañas, afecta nuestra piel y llega a los órganos ya en un nivel muy grave
  • Cambios hormonales.

Rímel vs. Suero

En los últimos años se han desarrollado muchos productos para promover el crecimiento de las pestañas, sin embargo es importante conocerlos para elegir uno que no dañe tus ojos.

Una de las opciones es el rímel para hacer crecer las pestañas. Es de fácil aplicación pues ya es conocida, se aplica igual que la máscara de pestañas lo cual la hace algo conocido y cotidiano. Su efectividad depende de sus ingredientes pero por lo general hacen crecer las pestañas como prometen, sin embargo el efecto es superficial y pasajero. Al dejarlo de usar las pestañas vuelven rápidamente a su normalidad.

Por otro lado tenemos al suero para pestañas, éste es un tratamiento que no sólo se enfoca en hacer crecer las pestañas sino que las fortalece y las llena de los nutrientes necesarios para no debilitarse y caerse. Su fórmula está basada en un complejo péptido que estimula la producción de queratina y mejora la salud general del párpado mientras promueve el crecimiento de las pestañas. Los péptidos son moléculas que contienen proteínas y aminoácidos. Su función es llevar estás proteínas y aminoácidos a las células que presentan una deficiencia de ellas.

A diferencia de otros productos para pestañas, un buen suero no se aplica a lo largo de la pestaña con un cepillo tipo rímel sino que es un gel que se aplica con una pluma tipo jeringa directamente sobre el nacimiento de la pestaña porque esa es la parte que se debe tratar. Actúa sobre la raíz penetrando los folículos pilosos de las pestañas a profundidad lo cual lo hace mucho más efectivo que un rímel para crecer las pestañas porque no sólo las hace crecer sino que las fortalece y las hace resistentes a quebrarse y hace que las nuevas pestañas nazcan ya fuertes.

 

Artículos Relacionados

Categorías

Últimas Noticias

Los mejores Secretos para una piel perfecta