Masaje facial con agua: ¡Energíza tu piel!

Realizar un masaje facial con regularidad puede ayudarte a mantener tu piel tonificada y firme para contra restar los efectos del paso del tiempo. 

La gente que se ejercita con regularidad se mantiene en forma por más años en comparación con la que mantiene una vida sedentaria o poco activa. Lo mismo para con el rostro, los músculos de la cara también requieren movimiento y actividad. Energizarlos es una manera de prevenir la flacidez y la pérdida de tono muscular. 

 

Sin embargo, algunos expertos advierten sobre los ejercicios faciales que pueden causar arrugas si no se realizan bajo un conocimiento y bases profesionales. Como alternativa se recomiendan los masajes faciales.

Lo ideal para tonificar los músculos faciales es activarlos con el mínimo estrés en el rostro y en la piel. Una forma de hacerlo es con un masaje facial con agua, el cual vigoriza los músculos faciales sin estresar las capas superficiales del la piel. 

¿Cómo hacer un masaje facial con agua? 

Para realizarte un masaje facial con agua prepara una botella con cuello de cisne y llénala con agua purificada o destilada. 

Ahora lo único que tienes que hacer es salpicar el agua uniformemente en tu cara, siguiendo la estructura muscular. Se necesita un poco de fuerza para obtener los efectos de masaje, así que asegúrate de mantener la botella cerca de tu rostro y aplicar un poco de presión en la botella para que el agua salga con fuerza. 


Sigue estos movimientos en tu rostro: 

 

 

Este masaje facial energíza instantáneamente la piel y es bueno también para quien tiene problemas de poros abiertos. Masajear tu rostro con agua va a rehidratar y rellenar tu piel, minimizando la apariencia y tamaño de tus poros. 

A terminar el masaje facial, asegúrate de humectar tu piel. Puedes hacerlo aplicando una mascarilla nutritiva. 

 

 

 

Artículos Relacionados

Categorías

Últimas Noticias

Los mejores Secretos para una piel perfecta