Mascarillas para piel seca: Humecta y suaviza

La piel seca requiere de cuidados especiales para mantenerse humectada 

Normalmente, en los diferentes tipos de piel se dividen las necesidades de cada una porque al ser diferentes, los cuidados para cada una varían también. 

 

 

En el caso de la piel grasa, por ejemplo se necesita exfoliar de dos a tres veces por semana para retirar el sebo y suciedad que se va acumulando durante el día. Una piel seca sólo se debe exfoliar una vez por semana para no maltratarla y secarla más. 

La piel seca se caracteriza por presentar falta de lípidos (grasa o sebo que la humecta), agua o ambas cosas. Se distingue por ser áspera al tacto. La particularidad de este tipo de piel es la falta de hidratación. 

Puede tratarse de una piel seca por genética, en la que es probablemente muy sensible al frío o a la sequedad del aire. Tiende a agrietarse, a sentirse estirada o a picar. O puede ser una piel seca patológica, en la que su fuerte deshidratación provoca malestar significativo y una vergüenza estética. Ambos tipos de piel seca requieren tratamiento y atención. 

 

CUIDADOS PARA PIEL SECA

Para limpiar o desmaquillar la piel seca, lo mejor es elegir una solución limpiadora suva con pH neutro, un aceite esencial o un desmaquillante de leche o natural. Puedes preparar un desmaquillante casero para cuidar tu piel. Después de limpiar por completo la piel, aplicar una mascarilla humectante y suavizante. El Tratamiento Platinum de Mascarillas de Aguacate y Lavanda de Embellé es una excelente opción. 

Aguacate 

Su alto contenido en Vitaminas lo hace un aliado contra las arrugas.
Humecta, limpia, exfolia y enriquece la piel.
El aceite de aguacate contiene un 85% de glicéridos y ácidos grasos insaturados, por lo que se absorbe más rápido que cualquier otro aceite vegetal.
Permite una hidratación profunda de la piel.
Es ideal para piel seca o maltratada por el sol 

Lavanda
Regeneradora de cualquier zona dañada por quemaduras, cicatrices por acné, dermatitis o envejecimiento prematuro.
Ayuda a mantener la piel en un estado óptimo.

 

Las pieles secas son particularmente propensas a las arrugas. La buena noticia es que es posible retrasar los signos del paso del tiempo. 

Para evitar que se reseque una piel seca, infórmate sobre la dureza del agua con la que te lavas. No nos damos cuenta, pero el agua con demasiada cal agrede la capa superficial de la epidermis.

Si utilizas jabón para lavarte, elige jabones humectantes antes que los jabones tradicionales que resecan más. Y no uses productos astringentes o lociones que contengan alcohol ya que son demasiado agresivos para la barrera de hidratación de la piel.

 

Empieza HOY a tener una piel más sana, suave y humectada. 

 

 

 

Artículos Relacionados

Categorías

Últimas Noticias

Los mejores Secretos para una piel perfecta