Patas de gallo: ¿Por qué salen?

¡Las arrugas más odiadas del rostro!

La aparición de patas de gallo es una de las señales de envejecimiento más odiadas y molestas. Pero el envejecimiento no es el único factor que juega un papel importante en la aparición de estas temibles arrugas, y es importante conocer las causas para poder tratar las patas de gallo.

 

 

Antes de deducir que es únicamente el paso del tiempo lo que está provocando patas de gallo alrededor de los ojos, tenemos que descartas problemas internos en nuestro organismo.

PROBLEMAS DE VISIÓN

Una de las causas más comunes en la formación de patas de gallo a temprana edad son los problemas de visión. Sufrir de miopía o cualquier trastorno en la visión provoca que forcemos un poro la vista, lo habitual es entrecerrar los ojos. Y este ligero movimiento provoca la aparición de arrugas porque los músculos que están debajo de ellas se contraen y con el paso del tiempo debilitan la piel que los cubre.

Hay que tomar en cuenta que es diferente la gimnasia facial que los movimientos gesticulares a los que estamos acostumbrados que provocan patas de gallo, la gimnasia facial son contracciones pensadas en fortalecer y tonificar los músculos y se realizan en series contadas. En cambio los movimientos gesticulares son contracciones constantes de los músculos faciales sin un ritmo particular y esto hace que en lugar de tonificar los músculos, se debilite la piel y salgan arrugas.

La solución: Lo primordial si se padece un problema de visión es visitar a un oftalmólogo que indique el tratamiento a seguir. Probablemente debas usar lentes para mejorar tu vista y evitar forzarla.

Uno de los remedios que puedes hacer es rociar los ojos con agua muy fría varias veces al día para mantener una buena circulación de la sangre en la zona donde aparecen las patas de gallo. Claro que esto lo puedes hacer con el rostro completo.

Si sufres de fatiga por pasar largos periodos de tiempo frente al ordenador, coloca las palmas de las manos sobre los ojos después de frotarlas para que el calor que se genera dé descanso a los músculos oculares.

 

 

UN HÍGADO DEBILITADO

Cada parte de nuestro rostro está relacionada con la parte interna del cuerpo, es decir, con algún órgano o sistema. En el caso del contorno de los ojos, se relaciona con el hígado. Cuando esta parte da señales de vejez, aparecen líneas de expresión finas o arrugas a temprana edad es posible que el hígado esté dando señales de que algo anda mal. Las patas de gallo son señales que no debemos ignorar de que posiblemente el hígado esté debilitado.

Lo que provoca esta situación es una alimentación pobre, no balanceada y con alto consumo de grasas no saludables, sal y azúcares. También los hábitos como el consumo de alcohol, tabaco o drogas y episodios repetitivos de mucha ira que dañan el hígado.

 

 

La solución: En indispensable en cualquier caso, sea teniendo hígado debilitado o no, seguir una dieta balanceada y saludable que incluya vitaminas, minerales, grasas saludables y antioxidantes. Los mejores alimentos para la piel son las frutas antioxidantes como las moras y bayas, las almendras, y grasas como aceite de coco y oliva. También es importante anular o reducir el consumo de alcohol y renunciar al cigarro.

FALTA DE SILICIO

A partir de los 40 años, nuestro organismo pierde cada vez más cantidad de silicio, un mineral imprescindible para la formación de los tejidos de la piel, cabello, uñas y huesos. Por eso, es recomendable tomar un suplemento de silicio orgánico líquido, que es el formato que es mejor asimilado por el cuerpo.

También se pueden tomar infusiones de cola de caballo, una planta medicinal muy rica en este mineral, que además evita la retención de líquidos a la vez que nos llena de minerales.

 

 

FACTORES EXTERNOS

Para el cuidado de la piel en general, es importante protegerla contra los rayos solares. La piel del rostro, especialmente la del contorno de ojos, es muy delicada, sensible y delgada, por lo que se deben sumar cuidados extras para su protección.

Cubre la piel de la cara con un bloqueador solar de FPS mínimo 30 todos los días entes de salir de casa y antes de exponerte al sol en vacaciones, por ejemplo. Usa maquillaje con FPS y usa lentes para sol que cubran toda la zona de los ojos.

Como remedio casero puedes aplicar aceite de almendras, claras de huevo, jugo de papaya, leche de coco o una mascarilla de aguacate sobre el contorno de ojos diariamente para tensar y humectar la piel y así contrarrestar la aparición de las patas de gallo.

Existe un tratamiento revolucionario que ha cambiado la manera de combatir las arrugas en la cara y las patas de gallo, se trata de parches para ojos ideados literalmente como una mascarilla especial para el contorno de ojos que, con su suero concentrado de ingredientes activos, se encarga de darle a la piel una carga de nutrientes y antioxidantes que no sólo la humectan sino que la fortalecen, la tonifican, la desinflama, la refrescan y revierte las arrugas y patas de gallo. Se trata del Tratamiento de Parches para Ojos de Algas y Aceite de Oliva de Embellé, ideado para transformar la piel del contorno de ojos con ingredientes naturales usados desde tiempos antiguos pero innovando en la manera de aplicarlos. 

 

 

 

¡OBTÉN UNA MIRADA RADIANTE!

DESCUBRE EL NUEVO TRATAMIENTO DE OJOS QUE HUMECTA, ENERGIZA, ILUMINA Y REFRESCA AL INSTANTE

 

 

 

 

 

 

 

 

Artículos Relacionados

Categorías

Últimas Noticias

Los mejores Secretos para una piel perfecta