Peeling para pies con limón

Esta receta para un peeling casero de pies puede que sea una de las más fáciles, rápidas y divertidas. 

Los limones son ricos en vitamina C, y la acidez encontrada en la cáscara ayuda a exfoliar y retirar células muertas. 

El uso regular de una pieda pómez en la ducha es muy recomendable. 

 

¿QUÉ NECESITAS? 

1 limón grande partido a la mitad
2 cucharaditas de aceite de oliva
2 pares de calcetines gruesos (de preferencia que no sean de algodón)

MÉTODO

Exprime el jugo de las dos mitades del limón y guárdalo, lo que necesitamos es la cáscara. Frota la parte blanca de la cáscara contra los talones de los pies para retirar células muertas. Realiza cortes a los lados de la cáscara de manera que puedas expandirla y coloca una en cada planta de los pies. Puedes sostenerlas con vendas si lo necesitas. Ponte unos calcetines, manteniendo las cáscaras de limón en los talones. Durante media hora. 

Remueve los calcetines y las cáscaras. Masajea tus pies con el aceite de oliva enfocándote en las plantas. Ponte los otros calcetines por media hora para permitir que el aceite penetre y suavice los pies. 

 

 

 

 

Artículos Relacionados

Categorías

Últimas Noticias

Los mejores Secretos para una piel perfecta