Prepara este bloqueador solar en casa

Cada vez son más conocidos y graves los daños ocasionados en la piel por el sol, por eso es importante ponernos BLOQUEADOR SOLAR para protegernos de los rayos UVB y UVA. 

Los bloqueadores comerciales generalmente están formulados con filtros químicos, pero también se pueden producir con filtros minerales que son mucho más estables y no tienen los mismos riesgos para la salud. El óxido de zinc y dioxido de titanio tienen una duración indefinida y son extremadamente estables, pueden tolerar los rayos solares, el calor, y humedad sin desintegrarse. 

La cantidad de óxido de zinc y dioxido de titanio en un bloqueador afecta el FPS (Factor de protección solar). Un FPS 15 significa que se necesitan 15 veces más rayos UV para quemar tu piel cuando lo aplicas que cuando tienes la piel sin protección. 

Ésta fórmula que compartimos tiene un FPS de 30, que es lo recomendado para el día a día. Es muy importante que se logre una mezcla uniforme porque si quedan grumos de óxido de zinc ésto afecta su protección. También es importante cubrir el área por completo para que sea efectiva su protección. 

¿Qué necesitas?

21 gramos de polvo de óxido de zinc
15ml de aceite de almendras
65 gramos de crema base
Una báscula digital 

(Todos los ingredientes los puedes conseguir en droguerías)

MÉTODO

1. Vierte el óxido de zinc en un bowl. Asegúrate de no respirar nada del polvo.
2. Añade el aceite de almendras y mezcla. Aplasta con una cuchara todas los grumos que se formen para que se produzca una mezcla uniforme, como una pasta blanca. 
3. Coloca el recipiente o bowl sobre la báscula y agrega suficiente crema para llegar a los 100g. Vierte poco a poco y remueve para que la mezcla continúe uniforme, sin grumos. 
4. Vierte en un refractario de vidrio con tapa y reserva. ¡Está listo! Aplícalo generosamente en cara y cuello todos los días en una capa gruesa. 

 

¡Estás lista para disfrutar el verano!

 

 

 

 

Artículos Relacionados

Categorías

Últimas Noticias

Los mejores Secretos para una piel perfecta