¿Tienes un vuelo largo? ¡Que tu piel no lo sufra!

Es común que durante un vuelo largo la piel termine reseca y opaca, pero es posible prevenir que tu piel sufra al viajar en avión.

  1. Prepárate para el viaje

Empaca un kit de belleza para  tu piel en el que incluyas un poco de tu crema hidratante (asegúrate de revisar la cantidad que permiten pasar al avión), bálsamo para labios, una mascarilla y un aceite limpiador

  1. Bebe mucha agua

La humedad durante un vuelo baja hasta 20%, lo normal en una casa es que sea de 30% y tu cuerpo resiente este cambio, por eso debes mantenerlo hidratado con agua. Recuerda que la belleza de la piel es un reflejo de lo que consumimos así que al tomar agua, te aseguras de que todas las capas de tu piel estén bien hidratadas.

  1. Cero maquillaje

Para ayudara tu piel a resistir los cambios a los que se enfrenta en un vuelo largo, evita el uso de maquillaje. Si no puedes andar con la cara al descubierto, haz algunas concesiones. Primero asegúrate de no usar cualquier base o polvo ya que contribuyen a la resequedad de la piel. Lo que sí puedes usar es un poco de rímel y un toque de brillo en los labios que puedes lograr con un bálsamo con color.

  1. Humecta con aceite

Antes de abordar lava tu cara con un limpiador en aceite que la mejor opción para retirar las impurezas por completo y desbloquear los poros. Lo más importante y la razón por la que lo incluimos en la lista es porque deja tu piel humectada y resistente para la baja humedad del vuelo. Si el vuelo es de más de 7 horas puedes volver a lavar durante tu viaje para re humectar.

  1. Ponte una mascarilla

¿Qué mejor momento para relajarte y consentir a tu piel que durante un vuelo largo? Tienes todo el tiempo libre del mundo y es ideal para relajarte. Usa una mascarilla lista para usar que te dejarán pasar al avión sin problemas y te evitará el mancharte con mezclas que después tienes que lavar. Estas mascarillas le entregan un suero vital para nutrir a tu piel.

  1. ¡Manos lejos de tu piel!

No toques tu cara, estás en un espacio cerrado con mucha gente lo que aumenta la cantidad de bacterias que fluyen en él. Así que el estar tocando tu piel la contamina y bloquea los poros.

  1. Dale agua fría

De vez en cuando durante tu vuelo ve a l baño y moja tu cara con agua muy fría, o pide que te lleven un par de hielos y recorre tu rostro con ellos. El frío activa la circulación de la sangre que se puede alentar al estar sentada tantas horas y lleva oxígeno a las células de la piel. También cierra los poros para evitar que se contaminen. Es muy importante que cada vez que los hagas humectes después tu piel de lo contrario aumentará la resequedad.

 

Artículos Relacionados

Categorías

Últimas Noticias

Los mejores Secretos para una piel perfecta