Tips para cuidar la piel del cuello

La piel del cuello, igual que la del rostro, requiere de cuidados especiales para mantenerse saludable y joven.

Recordemos que la piel del cuello y el escote es una continuación de la piel del rostro por lo que su sensibilidad es la misma y desafortunadamente éstas zonas suelen ser las eternas olvidadas en cuanto a los cuidados de la piel.

Se dice que las manos, la cara y el cuello son las partes del cuerpo que más revelan la edad de una persona. Esto se debe a que estas áreas se deterioran más fácilmente por factores genéticos pero también por un escaso o muy pobre cuidado y tratamiento.

El cuello carece de soporte óseo, provocando que la ausencia de fibras de colágeno haga que se pierda elasticidad y se deshidrate con más facilidad. El cuello tiene una piel muy delgada en relación con otras partes del cuerpo por lo tanto es mucho más sensible e irritable, incluso con perfumes, colonias y cremas puede irritarse.

Uno de los signos de envejecimiento en la piel del cuello son los “anillos de Venus”, que son arrugas horizontales y verticales generadas por las posturas al dormir y por la flacidez de la piel.

 ¿Cómo cuidar la piel del cuello de manera efectiva?

  1. Usa cremas hidratantes. Para combatir la flacidez en la piel es necesario mantenerla bien hidratada. Es recomendable aplicar los mismos productos hidratantes que usas en el rostro ya que su composición no es agresiva por la sensibilidad de la piel de estas zonas.
  1. Cuídate del sol. El sol es uno de los grandes enemigos cuando se trata de la salud de la piel, y para esta zona tan delicada más. Es importante que te pongas bloqueador solar de al menos FPS 30 para evitar la aparición de manchas y el adelgazamiento de las capas de la piel. Una opción saludable y ecológica es crear tu propio bloqueador solar casero. 
  1. Masaje con agua. De vez en cuando (1 o 2 veces por semana) deja caer un chorro de agua fría a presión media en la zona del cuello, esto activa la circulación llevando oxígeno a todas las células de la piel, ayudándoles en el proceso de regeneración.
  1. Haz de la miel tu aliada. Los beneficios de la miel en la piel son extensos, entre sus cualidades se encuentra la capacidad de regenerar la piel, su poder de cicatrización y una humectación profunda. Así que puedes aplicar una capa un poco gruesa de miel sobre la piel del cuello y dejarla actuar por 20 minutos. Lava con agua fría al terminar para cerrar los poros y dar firmeza a la piel.
  1. Cuida tu postura. Siempre escuchamos que debemos mantener una postura derecha para evitar problemas en la columna a largo plazo, pero poco sabemos de los efectos de una mala postura para la piel. Y es que si nos mantenemos mirando hacia abajo por mucho tiempo, los anillos de venus se propician con más fuerza y pueden aparecer a más temprana edad.
  1. Aplica mascarillas para el cuello

 

Incluye estos consejos en tu rutina de belleza y verás la gran diferencia en la piel de tu cuello. 

 

 

 

 

Artículos Relacionados

Categorías

Últimas Noticias

Los mejores Secretos para una piel perfecta