icon arrow-down icon arrow-left icon arrow-right icon arrow-up icon bars logo of american-express logo of visa logo of mastercard logo of paypal icon stripe logo of discover icon credit-card icon mail icon facebook icon rss icon google-plus icon instagram icon linkedin icon phone icon pinterest icon play-btn icon add btn icon search icon shopping-cart icon tag icon close little close icon icon trash icon user icon vimeo icon whatsapp icon youtube icon oxxo icon spei icon twitter icon fancy icon grid view icon list icon like icon tumblr pleca-embelle logo of diners

¿Sabes cómo le afecta el frío a tu piel?

El otoño comienza  a hacerse fuerte y poco a poco nos enfrentamos a días más fríos. Y precisamente esta bajada de temperaturas no es la mejor aliada de nuestra piel, pues se convierte en el mejor caldo de cultivo para que se pongan de manifiesto problemas cutáneos como las rojeces, que suelen padecer las personas de piel sensible. Aunque en sus inicios no causa más problemas que los estéticos, los dermatólogos opinan que desde los primeros síntomas deben tomarse las medidas oportunas, porque  en torno a los 35 o 40 años puede derivar en rosácea, una afección dérmica mucho más severa.

¿Cuáles son los efectos del frío en nuestra piel? 
El frío causa vasoconstricción en los capilares de la piel, los capilares se contraen disminuyendo la irrigación. Esto causa que no llegue suficiente oxigeno ni nutrientes a las células de la epidermis, dejando la piel con un aspecto apagado. También se retrasa el ciclo de la renovación celular y se acumulan las células muertas, causando una sensación de tirantez y falta de confort debido a que esta capa de células muertas impide que la secreción sebácea natural de la piel llegue a la superficie para lubricar y nutrir la epidermis, dejando la piel seca y sensible


Aspecto deshidratado

Aunque la piel tiene enzimas que la ayudan a soportar temperaturas inferiores a los 37ºC, pierde movilidad y elasticidad, se altera su barrera cutánea y se produce deshidratación y sequedad, e incluso irritaciones si la piel es sensible.

Zonas sensibles

También hay que tener un cuidado especial con los labios, ya que su piel es más fina, carecen de glándulas sudoríparas y sebáceas, por lo que regulan mal los cambios de temperatura, y con las manos, muy expuestas en los meses de invierno.

 

¿Y tu como protejes tu piel?


Comparte este artículo: