Aceites Esenciales que sanan la piel

Con pequeñas cantidades pueden sanar la piel 

Los aceites esenciales han sido utilizados por muchas generaciones por sus propiedades curativas. Existe una gran variedad de aceites esenciales y cada uno está especificado para sanar algo. Algunos sanan las emociones, otros sanan malestares o dolencias y otros son buenos para la piel. En realidad en la mayoría de los casos un mismo aceite puede ser benéfico o tener propiedades para varias cosas. 

Éstos son los aceites esenciales que sanan la piel: 

ACEITE ESENCIAL DE LAVANDA 

Es uno de los pocos aceites esenciales que se pueden usar directamente en la piel, sin diluir.

Una de las características más importantes del aceite esencial de lavanda es su gran capacidad para regenerar la piel, lo cual nos puede ser útil en muchos casos, como por ejemplo, para regenerar las marcas causadas por acné, para eliminar las arrugas y para el tratamiento en cicatrices y quemaduras. Por otra parte, este aceite potencia la sinergia con otros aceites, de modo que cuando elabores mezclas personalizadas de aceites vegetales y esenciales, el aceite de lavanda no debe faltar porque potencia la acción de los otros componentes.

ACEITE ESENCIAL DE GERANIO

Este aceite esencial está especialmente indicado para pieles grasas o acnéicas, ya que su principal característica es que regula la producción de sebo en la piel, además de tener propiedades regeneradoras (por lo que tampoco va mal en pieles maduras). Desde luego, conviene incluirlo cuando elaboremos una mezcla cosmética con los mejores aceites vegetales y esenciales para pieles grasas o con acné.

El aceite esencial de geranio debe diluirse en una sustancia conductora (un aceite vegetal), ya que puede irritar la piel si se aplica directamente. Para pieles grasas o acnéicas, los aceites vegetales más indicados en los que podemos diluir el geranio son la rosa mosqueta, el aceite de sésamo o el de semilla de uva. 

ACEITE ESENCIAL DE INCIENSO Y MIRRA

Estos dos aceites han sido utilizados tradicionalmente, desde la antigüedad, en los tratamientos de belleza por sus propiedades depurativas y regeneradoras para la piel. Conviene aplicarlo diluido en una sustancia conductora (un aceite vegetal). Para hidratar las pieles secas, o para pieles maduras.

ACEITE ESENCIAL DE ÁRBOL DE TÉ

El aceite esencial de árbol del té es, junto con la lavanda, otro de los aceites esenciales que no deben faltar en casa, para todo. También, al igual que la lavanda y la manzanilla, se puede aplicar directamente en la piel.

En cosmética resulta particularmente útil en todo tipo de infecciones, en los tratamientos para el acné  (desinfecta y seca los granitos rápidamente), heridas abiertas o herpes (caso en el que resulta especialmente efectivo). Si sufres cualquiera de estas afecciones, añade unas gotas directamente en la piel todos los días (varias veces) hasta que la afección desaparezca.

ACEITE ESENCIAL DE MANZANILLA 

Junto con la lavanda y el árbol del té, es el tercer aceite esencial que se puede aplicar directamente en la piel sin riesgo de irritarla.

El aceite esencial de manzanilla destaca, sobre todo, por sus propiedades antiinflamatorias. Este aceite está especialmente indicado en dermatitis y es importante tenerlo en cuenta a la hora de elaborar una mezcla con aceites conductores, lo puedes aplicar en piel de niños o para sanar rozaduras por el pañal. Además de usarlo directamente en la piel, también puedes potenciar su efecto antiinflamatorio diluyéndolo en aceite de caléndula. 

 

¿Qué te parece sanar tu piel con Lavanda? 

El Tratamiento Platinum de Aguacate Lavanda de Embellé llega a tu casa con mascarillas listas para usar que humectan, suavizan y regeneran la piel con resultados visibles desde la primera aplicación 

 

 

Artículos Relacionados

Categorías

Últimas Noticias

Los secretos para una piel perfecta