icon arrow-down icon arrow-left icon arrow-right icon arrow-up icon bars logo of american-express logo of visa logo of mastercard logo of paypal icon stripe logo of discover icon credit-card icon mail icon facebook icon rss icon google-plus icon instagram icon linkedin icon phone icon pinterest icon play-btn icon add btn icon search icon shopping-cart icon tag icon close little close icon icon trash icon user icon vimeo icon whatsapp icon youtube icon oxxo icon spei icon twitter icon fancy icon grid view icon list icon like icon tumblr pleca-embelle logo of diners

Alimentos que inflaman tu piel

La piel es el reflejo de tu dieta 

En cuestión de la piel, la regla es muy sencilla: La piel es el resultado de tus hábitos. 
Tus hábitos de belleza y de alimentación son los que rigen el estado de tu piel, así de sencillo. Por eso te presentamos los 5 alimentos que matan lentamente a tu piel. 

 

 

Azúcar:

La relación del azúcar con nuestra piel es mucho más directa de los que pensamos. Tanto que está implicada en el envejecimiento prematuro, en la hinchazón del rostro y en la aparición de acné. Al proceso se le conoce como glicación, y es cuando el azúcar en la sangre se una a las proteínas y forman moléculas dañinas que afectan al metabolismo y nos hacen vulnerables al envejecimiento. Cuanto más azúcar consumamos, más moléculas nocivas formaremos en el organismo. 

Las estructuras más vulnerables al proceso de glicación son el colágeno y la elastina, que son fibras de proteínas que mantienen la piel firme y elástica. El colágeno es la proteína más abundante en el cuerpo. Una vez dañados el colágeno y la elastina, se vuelven más secas, quebradizas y débiles, lo que resulta en la aparición de nuevas arrugas y flacidez.

Embutidos y alimentos procesados:  

Hay muchas razones por las cuales dejar de consumir embutidos y alimentos procesados. Investigaciones han demostrado que el consumo abundante de salchichas, jamón, tocino y otras carnes procesadas incrementa el riesgo de muerte prematura y del desarrollo de cáncer, obesidad y otras enfermedades. Su alto contenido de sodio, sustancias químicas que se emplean para conservar estos productos y ácido úrico los hacen potencialmente dañinos para la salud. La carne de cerdo está saturada de ácido úrico, se estima que el animal sólo puede deshacerse del 2% de esta sustancia, así que al consumir productos de cerdo ingerimos todo el ácido úrico que no pudo procesar en vida más todos los químicos que le añaden para su procesamiento. ¡Por supuesto que todo esto lo resiente la piel!

Lácteos:  

El consumo de leche y otros productos lácteos fermentados lleva a algunos desequilibrios hormonales que pueden estimular la sobreproducción de aceite por las glándulas sebáceas y por lo tanto provoca el agravamiento del acné. Los productos lácteos provocan la liberación de grandes cantidades de insulina. La insulina es liberada por lo general después de comer alimentos que contienen carbohidratos, pero la cantidad de insulina secretada después de consumir productos lácteos es desproporcionadamente grande y no se puede explicar por su contenido en hidratos de carbono. Otros factores en los productos lácteos, probablemente están contenidos en la fracción de proteína, se cree que son responsables de su potencial insulinotrópico. Esta hiperinsulinemia, o altos niveles de insulina, asociada con los productos lácteos también es acompañada por altos niveles de factor de crecimiento similar a la insulina 1, o IGF-1. Estas dos hormonas están implicadas en la estimulación de la producción del aceite y del sebo, que en última instancia aumenta tu probabilidad de sufrir de acné.

Alcohol:

Beber alcohol en exceso produce deshidratación ya que las células del cuerpo se quedan sin agua después de un par de copas además de inflamación especialmente en la laringe, el esófago y el hígado, que es el órgano encargado de desintoxicar el cuerpo. Además, es importante notar que las bebidas alcohólicas son altas en azúcar, por lo que el daño a las células no sólo de la piel sino de todo el organismo es grave.

Endulzantes artificiales:

Sobre todo los que contienen aspartame y glutamato monosódico, los endulzantes artificiales son un gran enemigo para la salud del organismo. Provocan entre muchas otras cosas ataques al sistema nervioso, alteraciones al metabolismo, reacciones alérgicas y oxidación de las células que resulta no sólo en una piel que envejece rápidamente sino un cerebro dañado y hasta pérdida de la visión.

 

Si te interesa cuidar tu piel y mantenerla joven y saludable, en óptimo estado, es indispensable que la cuides por dentro y por fuera. Haz un cambio en tus hábitos alimenticios y en tu rutina de belleza, añade a tu rutina nocturna un tratamiento que ayude a desinflamar la piel y la humecte. Para la zona al rededor de los ojos, que es la piel más delicada del rostro, prueba el Tratamiento de Parches para Ojos de Embellé un tratamiento que ayuda a reafirmar la piel debajo de los ojos con Algas y Aceite de Oliva. 

 

 

 

 

 

Artículos Relacionados

¿Ya conoces todas las propiedades de las rosas?
¿Ya conoces todas las propiedades de las rosas?
Los pétalos de rosas han sido utilizados desde la antigüedad para el cuidado de la piel Los griegos y los romanos lo...
Read More
¡El rostro de Cleopatra que siempre soñaste!
¡El rostro de Cleopatra que siempre soñaste!
Se dice que Cleopatra ocupaba la arcilla del Mar Muerto para elaborar una mezcla que luego aplicaba en su rostro para...
Read More
Rutina matutina para combatir la celulitis
Rutina matutina para combatir la celulitis
¿Sabías que el 95% de las mujeres padecemos celulitis? No es por grasa o por obesidad. Hay muchos detonantes para su ...
Read More


Comparte este artículo: