icon arrow-down icon arrow-left icon arrow-right icon arrow-up icon bars logo of american-express logo of visa logo of mastercard logo of paypal icon stripe logo of discover icon credit-card icon mail icon facebook icon rss icon google-plus icon instagram icon linkedin icon phone icon pinterest icon play-btn icon add btn icon search icon shopping-cart icon tag icon close little close icon icon trash icon user icon vimeo icon whatsapp icon youtube icon oxxo icon spei icon twitter icon fancy icon grid view icon list icon like icon tumblr pleca-embelle logo of diners

Callos en los pies: Causas, síntomas y complicaciones

¿Qué son los callos? 

Los callos o callosidades en los pies son básicamente el engrosamiento de la piel que puede ser molesto o doloroso por el aumento de la presión en el área.

El término médico para los callos en los pies es hiperqueratosis aunque también se le conocen como helomas plantares. Generalmente tienen una apariencia seca, cerosa o traslúcida.

Existe una diferencia básica entre callos y callosidades, en el caso de los callos se habla del engrosamiento de la piel en un área localizada con una forma circular o cónica. Por su parte, las callosidades se tratan del engrosamiento de la piel presente en un área más extendida y difusa.

Los lugares en donde suelen aparecer normalmente son:

La planta del pie: sobre todo en lo que se conoce como bola del pie

Quinto dedo del pie: En el dedo pequeño del pie en donde se produce mayor roce con los zapatos

Entre el cuarto y quinto dedo del pie: los callos entre los dedos del pie se diferencian de otros callos en la superficie del pie ya que tienen una apariencia blanquecina y amorfa, se les conoce como callos blandos o helomas molles.

Sus síntomas

Éstos son los principales síntomas de la aparición de los callos:

La primer señal es la aparición de una porción de piel más dura de lo normal y del resto de la piel en el pie.

Bultos blandos de piel entre los dedos de los pies, dolor al caminar o ponerse los zapatos o dificultad de hacer actividades por dolores en zonas específicas del pie.

¿Qué los causa?

El desarrollo de los callos en los pies es un mecanismo de defensa natural del cuerpo para fortalecer la piel en las áreas en donde se somete a mayores roces y presión en exceso o repetida que la pueden dañar. A esto se debe que las causas más comunes de aparición de callos sean:

  1. La anatomía anormal de los dedos y de la estructura ósea de los pies, como juanetes.
  2. Utilizar calzado demasiado apretado o justo que presione puntos específicos del pie y roce la piel
  3. Mala posición al caminar, que ejerza fricción entre la estructura del pie y el zapato

Las complicaciones

Cuando los callos de los pies no son tratados a tiempo, pueden desarrollarse hacia el interior de la piel, rompiéndola y causando dolor. A esta condición se le conoce como clavo y se presenta frecuentemente en la zona de la bola del pie.

Hay ocasiones en las que el área en donde se encuentra el callo en el pie puede sangrar y la piel a su alrededor se torna rojiza e irritada, esta condición es especialmente grave en personas que tengan diabetes o el sistema inmunológico débil ya que es muy probable que la úlcera no se cure adecuadamente.

 

¿Ya conoces el tratamiento con efecto peeling
para los pies?

¡Regenera la piel de tus pies en sólo un mes! Con el Tratamiento de Calcetines Exfoliantes de Embellé, con una fórmula especialmente diseñada para eliminar asperezas e impurezas de la piel de los pies y humectarlos para dejarlos suaves como piel de bebé en pasos muy sencillos.

 

 

 

 

 

 

 

 



Comparte este artículo: