Distiquiasis: Pestañas que dañan el ojo

Si de repente sientes que te pica el ojo y no encuentras la razón puede ser que tengas distiquiasis.

 La distiquiasis consiste en el crecimiento ectópico de pestañas en zonas no habituales del borde del párpado. Pueden incluso salir desde la glándula del lagrimal y muchas veces son vellos tan pequeños o con poca coloración que no se notan a simple vista pero pican el ojo, lo lastiman y pueden rasgar la córnea.

El Tratamiento

En casos de distiquiasis congénita, los nacimientos de folículos pilosos se desarrollan fuera de lugar en el párpado. El tratamiento es necesario cuando se vea afectada la córnea, pero se debe tratar con cuidado ya que en algunos tratamientos puede resultar más dañino que la propia enfermedad.

Para casos leves puede tratarse con lubricación de la zona con gotas para los ojos naturales o con el uso de lentes de contacto terapéuticos. En casos más graves en los que se vea dañada o afectada la córnea y ponga en peligro al ojo, es necesario depilar, acudir a una cirugía para corregir el crecimiento del folículo piloso, aplicar crioterapia o quemar los folículos con láser para que el vello cese de crecer.

 

Nutre tus pestañas con una fórmula activa que las engrosa y fortalece 

El Tratamiento RoccaLash de Genex, libera sus componentes activos en el folículo piloso de las pestañas durante 24 horas para mantenerlas humectadas y fuertes. 

 

 

Etiquetas: pestañas

Artículos Relacionados

Categorías

Últimas Noticias

Los secretos para una piel perfecta