Láser para eliminar callos

Junto con los juanetes, los callos son una de las molestias más dolorosas e incómodas en los pies. Impiden caminar normalmente y lastiman la planta de los pies.

 

Los callos o callosidades en los pies son básicamente el engrosamiento de la piel que puede ser molesto o doloroso por el aumento de la presión en el área.

El término médico para los callos en los pies es hiperqueratosis aunque también se le conocen como helomas plantares. Generalmente tienen una apariencia seca, cerosa o traslúcida.

Existe una diferencia básica entre callos y callosidades, en el caso de los callos se habla del engrosamiento de la piel en un área localizada con una forma circular o cónica. Por su parte, las callosidades se tratan del engrosamiento de la piel presente en un área más extendida y difusa.

 

LA BIENVENIDA AL LÁSER 

Una nueva alternativa para eliminarlos consiste en la terapia con aplicación de láser directamente en los callos. 

Este procedimiento consiste en practicar pequeñas incisiones (de no más de tres milímetros) sobre la zona afectada. Por medio de ellas se corta o lima el hueso, alargándose los tendones en el peor de los casos. La gran ventaja de esta intervención es que solo se necesita poner anestesia local -del tobillo hacia abajo- y no requiere suturar. 

Al tratarse de una operación ambulatoria, desde el primer día de efectuada podemos dar breves paseos, siempre y cuando tengamos los pies vendados (se usan así hasta tres semanas después de intervenidos) y llevemos zapatos con una suela cómoda. Recuerden que la estética no necesariamente está reñida con la confortabilidad y si es así, sospechemos de que sea beneficiosa, sobre todo en nuestro cuerpo.

 

Artículos Relacionados

Categorías

Últimas Noticias

Los secretos para una piel perfecta