Milia en la piel ¿De qué se trata?

Una condición que no discrimina edad

La milia es una condición en la piel que puede desarrollarse en la piel desde los recién nacidos hasta adultos de cualquier edad y condición.

Esta afección dermatológica aparece como pequeñas protuberancias o bolitas blancas o amarillentas en la superficie de la piel. Su nombre más común es milia, pero también se le puede conocer como acné miliar, muy típico en los bebés recién nacidos que aparece especialmente en los párpados, mejillas, mariz y barbilla.

En el caso de la milia en adultos, puede aparecer en el rostro, en la piel que rodea los ojos, en la parte superior del tronco, las extremidades, el pene y las membranas mucosas.

Los síntomas

La milia generalmente se nota por las bolitas blancas en la piel, pero aparte de éstas, podrían formarse quistes que son nódulos con líquido, comedones, acumulación de grasa dentro de las células, tumores en los conductos de sudor y manchas verrugosas.

Tipos de Milia 


Milia primaria: esta forma de acné miliar afecta tanto a adultos como a niños de piel normal y saludable en diferentes áreas del cuerpo, y puede durar de semanas a meses.

Milia juvenil: está ligada con condiciones genéticas relacionadas con el síndrome del nevo de células basales y el síndrome de Gardner.

Milia en placa: generalmente afecta a las mujeres de mediana edad y se presenta en el párpado, detrás de las orejas, la mejilla y la mandíbula. También puede estar asociada al lupus.

Milia eruptiva: aparece en grupos de lesiones que pueden producir picores.

Milia traumática: puede aparecer en el proceso de curación después de haber padecido quemaduras o erupciones cutáneas con ampollas. 

Milia relacionada con medicamentos: el consumo de algunos fármacos con corticosteroides y fluorouracilo pueden provocar este tipo de lesiones como consecuencias adversas. 

Tratamiento para la Milia 

La aparición de una milia primaria en el caso de los bebés suele ser muy normal y normalmente no requiere tratamientos, aunque se recomienda realizar un seguimiento pediátrico y lavar todos los días la cara del recién nacido con agua tibia y jabón suave indicado para su piel.

En el caso de los adultos, si las lesiones presentan complicaciones, a veces pueden requerir un tratamiento tópico, así como la realización de una biopsia de piel para descartar otras enfermedades.

 

Revitaliza la piel más sensible del rostro

La piel que rodea a los ojos necesita mayores cuidados, con el Tratamiento de Parches para Ojos de Embellé asegúrate de darle los nutrientes que requiere para lograr mayor suavidad, firmeza y humectación. 

*Tratamiento cosmético NO especializado en el tratamiento de la milia o demás afecciones de la piel 

 

 

Etiquetas: acné, Milia, piel sensible

Artículos Relacionados

Categorías

Últimas Noticias

Los secretos para una piel perfecta