Respiraciones que te dan energía

Dale reset a tu cuerpo y mente

Llegando a mitad de semana es común sentirse cansado y ya con media capacidad de energía para terminar el día. Prueba esta técnica de respiración que busca energizar y vigorizar el cuerpo, recuperando el ímpetu y preparándote para las actividades del día.

 

 

 

Al inhalar llevamos aire a los pulmones donde éste es "procesado", obteniendo de él diversos gases, siendo el oxígeno el principal. Este oxígeno, sintetizado y transportado por el torrente sanguíneo, alcanza a cada órgano y cada célula de nuestro cuerpo. Es el oxígeno lo que da la energía para que las células se pongan en movimiento, como combustible que las hace funcionar.

De esta manera, así como comer ciertos alimentos nos aporta los nutrientes necesarios, el aire y la respiración dan la energía para encender los motores. ¡Y nada como una buena técnica de aporte energético del organismo!

Para recargar energía con esta técnica de respiración, comienza por liberar tu mente de pensamientos, en especial de los negativos, llevándola hacia la máxima calma posible para poder así concentrarte en esta técnica. Siéntate en un asiento confortable, de preferencia con apoyabrazos para reposar allí tus brazos. Si la silla no posee este aditamento, reposa sobre las rodillas. Endereza tu espalda, sin forzarla, y relaja los hombros. Ahora, cierra los ojos y comienza con la técnica.

El siguiente paso es sonreír. Sonreír activa los músculos del rostro y además lleva a tu mente a una mejor predisposición. Sonriendo o en estado de reposo del rostro, lleva la punta de tu lengua hacia el centro del paladar. Relaja tu cuerpo mientras permaneces en esa posición, en especial los hombros y la zona del abdomen. Ahora, comienza con una técnica de respiración abdominal, llevando el aire inhalado lentamente hasta la zona inferior de tu abdomen.

No debes forzar el movimiento: al llevar el aire hacia la zona inferior de tus pulmones, tu diafragma se movilizará y tu vientre se inflará naturalmente. Al exhalar lentamente, tu abdomen retornará a su posición normal.

Respira profundamente, tanto como puedas. Hazlo lentamente, aunque no tan lentamente como lo harías si quisieras relajarte. Debes inhalar en una acción certera, rítmica, llenando tu capacidad pulmonar. Mientras lo haces, mentalízate en reconocer el oxígeno que ingresa a tu cuerpo, sintiéndote lleno de energía y totalmente renovado.

Repite esta técnica de respiración para recargar energía tantas veces como quieras, respirando regularmente y llenando tus pulmones. Luego, estira tus brazos, y haz una súbita inhalación, a mayor velocidad, manteniendo el aire por dos a tres segundos. Luego relaja los brazos, y exhala rápidamente, sin formar tus músculos.

Esta simple técnica de respiración abdominal a mayor velocidad, seguida por un movimiento de brazos que abra tu caja torácica, renovará la energía de tu cuerpo. Para realizarla sólo necesitarás dos a tres minutos. 

 

Cuida y nutre las células de tu piel con un tratamiento que las llene de antioxidantes para combatir los radicales libres que aceleran su proceso de envejecimiento. Con el Tratamiento Platinum de Moras y Baba de Caracol de Embellé, tu piel se nutre de antioxidantes en un suero que le da lo que necesita para regenerarse y mantenerse joven. 

 

Logra una piel luminosa y firme

 

 

 

Artículos Relacionados

Categorías

Últimas Noticias

Los secretos para una piel perfecta