News

dieta balanceada

  • ¡Beber refresco daña tu piel!

    Más razones para dejar el refresco...

    Si toda la información que se ha revelado en los útlimos años acerca de la importancia de llevar una dieta balanceada, alta en nutrientes y baja en azúcares y carbohidratos no ha sido suficiente para que dejes el refresco aquí te damos más razones para que cambies de opinión. 

     

     

    Y es que sabemos que el refresco puede ser rico, pero definitivamente NO es una bebida que quite la sed, que te hidrate ni que le haga bien a tu cuerpo. La cantidad de azúcares, químicos y gas que contiene te hace mas daño del que parece. 

    Para saber que efectos nocivos trae para nuestro organismo el consumo excesivo de refrescos, es necesario analizar sus componentes, la función que desempeñan y sus efectos adversos. Estos son los ingredientes que aparecen en las latas o etiquetas de los refrescos.

    Cada componente de la fórmula del refresco desempeña cierta función; ya sea como conservador, endulzante o colorante y todos los ingredientes juntos forman un producto agradable al consumidor, pero con efectos negativos para la salud al consumirse en exceso.

    Agua carbonatada: Diversos estudios han demostrado que este componente se asocia con los cálculos renales.

    Color Caramelo: Su origen viene por la acción del calor o de productos químicos sobre los hidratos de carbono. La función del colorante marrón es la de agente saborizante. Sin embargo, se ha demostrado que el caramelo producido con amoníaco causa deficiencia de la vitamina B6, responsable en parte de la metabolización de los carbohidratos y las proteínas como del glucógeno muscular, que al faltar se producen los espasmos o contracciones musculares.

    Nutrasweet o Aspartame: Es un compuesto preparado de ácido Aspártico y Femilamina. Ha sido asociada con daños a las células cerebrales y tumores cerebrales, eleva la acidez de la orina creando susceptibilidad a las infecciones del tracto urinario.

    Ácido Fosfórico: Se obtiene mediante la acción del ácido sulfúrico sobre el fosfato de tricálcio. Su función es la de aumentar el efecto antioxidante de otras sustancias. En altas concentraciones éste ácido irrita la piel y las membranas mucosas.

    El ácido fosfórico es dañino también para el calcio de los huesos, porque no permite la adecuada absorción en el organismo, provocando su debilitamiento y por tanto incrementándose la posibilidad de tener fracturas, se dice también que el ácido fosfórico es uno de los mayores contribuyentes al aumento de la osteoporosis.

     

     

    Además, la combinación de este ácido con azúcar refinada y fructuosa dificulta la absorción de hierro, lo que puede generar anemia y mayor facilidad para contraer infecciones, principalmente en niños, ancianos y mujeres embarazadas.

    Benzoato Potásico: Es un conservante, bactericida y fungicida. Efectos: Para las personas que padecen asma, son alérgicas a las aspirinas o tienen urticaria a intervalos, pueden ser susceptibles al benzoato potásico y tener reacciones alérgicas.

    El Benzoato de potasio no debe ser añadido en alimentos destinados para bebes y los niños, sin embargo está presente en los refrescos cosumidos por niños. Está también incluido en la lista de aditivos, evitado para los niños hiperactivos.

    Ácido Cítrico: En su estado natural lo puede encontrar en los limones y en otros zumos cítricos, sin embargo en el refresco aparece de manera artificial, se fábrica comercialmente mediante la fermentación de melazas con cepas de microorganismos Aspergillus Niger. Si el Ácido cítrico se consume en cantidades muy grandes, puede causar erosión de la dentadura e irritación local.

     

     

    El cuerpo humano detiene el crecimiento de los huesos sobre los treinta años, disolviéndose después en la orina, dependiendo de la acidez de los alimentos ingeridos, todos los compuestos de calcio disueltos se acumulan en las arterias, venas o tejidos de la piel, afectando esto también al funcionamiento del riñón.

    Cafeína: La cafeína que contienen las populares bebidas no son más que agregados para provocar adicción en los consumidores más que para darle sabor. Una lata de refresco contiene aproximadamente 38 mg de cafeína, la cual es considerada un estimulante, por lo que provoca cambios de conducta. La cafeína ha sido comparada en forma compatible con la Methylphenidate y las anfetaminas, que son estimulantes solo recetados por prescripción médica.

    ¡Son muchísimos los efectos negativos del refresco en el cuerpo! En la piel específicamente, estos efectos se notan en una piel inflamada, reseca y opaca. Sobretodo por los colorantes, el gas y la enorme cantidad de azúcar que van secando y matando a las células de la piel poco a poco. Por eso con el tiempo empieza a notarse sin vida y reseca. Además de limitar tu consumo de bebidas gaseosas, puedes contra restar los efectos del refresco en tu piel aplicando un humectante que penetre a profundidad. La inflamación se nota sobre todo en el contorno de ojos que es la piel más sensible del rostro, ayúdala a desinflamarse, hidratarse y humectarse con el Tratamiento de Parches para Ojos de Embellé, que son parches con ingredientes activos como el aceite de oliva y algas que cuidan la piel debajo de los ojos. 

     

     

     

    Ver Publicación

Categorías

Últimas Noticias

Los secretos para una piel perfecta